¿Sabes cómo colocarte correctamente sobre la bici?

Aunque no lo parezca, la posición sobre la bici tiene su ciencia. No subestimes su influencia para rendir más, lesionarte menos e ir más segura.

Sabes-como-colocarte-correctamente-sobre-la-bici

En un deporte en el que el gesto deportivo es tan repetitivo es importante moverse eficientemente. Lo mejor es que tengas algunas nociones básicas claras  y, en caso de que tus dudas persistan, una de las mejores opciones es acudir a un biomecánico. Un estudio biomecánico bien realizado puede ser de las mejores inversiones que hagas en términos de rendimiento y salud.

Bajo la máxima de que es la bici la que se adapta a la ciclista y no al revés, debes tener siempre claro la importancia de una correcta colocación sobre la bicicleta, una importancia que es mayor cuanto más tiempo le dediques al ciclismo. El ciclismo es un deporte en el que el gesto técnico principal, el pedaleo, se lleva a cabo casi ininterrumpidamente durante horas. Esto puede suponer, si tu posición sobre la bici no es la adecuada, un notable estrés sobre articulaciones como la rodilla o la cadera o una excesiva tensión muscular o pinzamiento en nervios que afectan a áreas corporales como las cervicales o la palma de las manos, por citar algunos ejemplos. Veamos cuales son los tres puntos más importantes a tener en cuenta para mejorar tu colocación sobre la bici.

Rodillas

Esta es la articulación sin duda más solicitada en el ciclismo. Si estás mal colocada sobre la bicicleta a causa de una incorrecta altura de sillín o de no haber adaptado bien el avance del sillín o la posición de las calas, entre otros aspectos, tus rodillas pueden moverse en ángulos potencialmente peligrosos para tu integridad. Las chicas en particular han de tener especial precaución con el "genu valgo", una alteración fisiológica que hace desviar las rodillas hacia la línea central del cuerpo y que afecta más a mujeres que a hombres por la morfología de su pelvis y un menor tono muscular en esa zona.

Para que las rodillas no sufran tensiones excesivas que puedan provocar tendinitis en el tendón rotuliano (parte anterior de la rodilla) o en la pata de ganso (parte interna de la rodilla) debes colocar el sillín a una altura que provoque que la rodilla no se extienda más de unos 150º cuando tienes el pie en la parta más baja del pedaleo. Cualquier otra alteración en el movimiento de tus rodillas comportará modificaciones como la del uso de plantillas, colocación del sillín o de las calas.

Lumbares y cadera

La zona lumbar en mujeres no suele plantear demasiados problemas posturales sobre la bici, a diferencia del hombre. Las chicas, por lo general, tienen más flexibilidad en esta región corporal y menos problemas por tanto de tensión o molestias en marcha. De todas formas, han de tener precaución en aquellos casos en los que sufran de alguna descompensación de la cadera, o una hiperlordósis acentuada (curva hacia dentro), una alteración muy común en mujeres y que requerirá de un cuidado especial, requiriendo de una colocación adaptada del sillín y la distancia de éste con el manillar.

Manos y muñecas

¿Sufres adormecimiento de las manos al montar en bici? ¿Te duelen las muñecas? Puede que lleves el manillar demasiado lejos del sillín y esto te esté obligando a dejar caer más peso del debido sobre tus manos, con lo que eso comporta a nivel de compresión de nervios o falta de reducción del riego sanguíneo en las manos.

Otra causa puede ser que estés usando unos puños, en el caso de las bicis de montaña, demasiado anchos para el tamaño de tus manos y estés fatigando por ello excesivamente a los músculos flexores de tus dedos y de la palma de la mano. Revisa estos aspectos que, a menudo, ocurren por llevar una bici de chico, con medidas desproporcionadas para las mujeres, o puños y cintas de manillar demasiado gruesas y no adaptadas a las manos femeninas. Todas estas molestias pueden aparecer también si se sufre un pinzamiento cervical o simplemente mala circulación en las manos.

¿Hay solución?

Por supuesto que sí. Es posible solucionar molestias o dolores derivados de una mala posición o evitar que aparezcan; lo que debes hacer es asesorarte por un especialista en biomecánica del ciclismo y realizar un estudio de tu caso. Con ello te ayudarán a adoptar una posición que no genere excesivas tensiones en tu cuerpo, permitiendo por un lado sentirte más cómoda y, por otro, poder rendir más sobe los pedales. Deberías optar siempre por un test biomecánico en el que te observen sobre la bicicleta y en movimiento para valorar con más precisión si estás colocada correctamente y la bici tiene las medidas más adecuadas para ti.

PATROCINADOR

FEDERACIÓN ANDALUZA DE CICLISMO
C/ Mar del Norte, 3 (Urb. Los Villares) - 11407 | Jerez de la Frontera (Cádiz)
Tel.: 956 34 88 12
fac@andaluciaciclismo.com